Panda Raid 2015 (I)

sábado, 28 de marzo de 2015

|
Para todo aquel que nunca haya oído hablar del Panda Raid hay que decir que se trata de un Raid para Pandas y Marbellas que se desarrolla durante 7 días en Marruecos. Y, cuando surge la oportunidad de formar parte de la organización del Panda Raidno puedes dejarla escapar. Así que, una vez confirmada esa posibilidad, haces todo lo posible y lo imposible para estar allí. Porque si te gusta el mundo del motor, viajar, la aventura,... nada puede resultar tan atractivo como acudir a la llamada del desierto de Marruecos y recorrer este país a lo largo de 3000 km. Conocer otra cultura, otra forma de vivir, y disfrutar durante toda una semana en compañia de más de 300 "locos aventureros" y sus "autos locos, pandas y marbellas" no tiene precio. Por supuesto que no tiene precio.


Y como toda aventura tiene un principio, el principio de ésta ha sido conseguir en tiempo récord un 4x4 robusto y fiable, con absoluta garantía para remolcar a los coches participantes que lo necesiten. Porque ésa era nuestra misión dentro de la organización del Panda Raid 2015, actuar de coche escoba para remolcar a los coches averiados hasta los pueblos cercanos a las pistas, donde éstos pudieran encontrar una solución en los talleres locales. No fue fácil la decisión, y después de descartar un Jeep Grand Chrerokee, nos decantamos por un  Toyota Four Runner 3000 V6, porque tenía que ser un 4x4 con gran fiabilidad (la marca japonesa es una garantía) y que fuera fácil de arreglar en Marruecos si se averiaba (recambios, etc).



Ya teníamos coche pero no menos importante era la preparación de éste, básicamente en cuanto a anclajes para remolcar, puesta a punto, recambios, etc. Sin duda fue crucial la ayuda de Crastir Carroceros y Automecánica Fuentesila, sin cuyos trabajos nada sería posible. Absolutamente recomendable la profesionalidad y relación calidad-precio de estos dos profesionales asturianos, tanto para temas de carrocería como de de mecánica y electricidad del automóvil.

La aventura ya estaba tomando forma una vez que ya estábamos equipando el Toyota con todo lo necesario: eslingas, barra para remolcar, rotativo naranja, un par de ruedas de repuesto, herramientas y recambios, depósitos jerrycan para la gasolina y garrafas de agua, GPS topográfico, útiles personales y documentación (carta verde del seguro del vehículo, pasaportes), etc., básicamente todo lo necesario e imprescindible pero nada que fuera superfluo y nos aportara un peso extra.

Por supuesto que hasta el mismísimo último momento seguíamos añadiendo cosas y comprobando que no faltaba nada que allí, en el desierto, pudiéramos echar en falta. Pero lo que hace unos meses parecía tan lejano... había llegado ya, estaba delante de nosotros mismos, había que partir hacia Madrid para empezar a disfrutar de la gran aventura que cada año es el Panda Raid.

RELACIONADO:
Panda Raid 2015 (II)
Panda Raid 2015 (III)

0 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo! :

Publicar un comentario en la entrada