Si nunca has fallado, nunca has vivido

miércoles, 27 de abril de 2011

| 0 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
Como emprendedor vas a encontrar siempre gente que te desanimará, resaltará todas las dificultades del camino e incluso se burlará de tus ideas, que considerará descabelladas e imposibles de realizar. Esto suele pasar siempre que tratas de realizar algo nuevo, que se sale un poco de lo "normal" y que esas personas consideran demasiado "arriesgado". Pero, el verdadero peligro radica que en que te dejes influir por esta negatividad del entorno e interiorices tu mismo el miedo a fracasar. Sólo con confianza en uno mismo, perseverancia y valentía se pueden llevar a cabo los proyectos que deseas.

Así y todo, ¿qué es el fracaso?. Obtener unos resultados desafortunados, no ver cumplidos los objetivos..., para todas esas personas supone fracasar. Pero no puedo estar más en desacuerdo; el verdadero FRACASO radica en no intentar llevar a cabo tus proyectos. Sólo FRACASA el que no lo intenta, independientemente del resultado, sólo FRACASA el que se acomoda, sólo FRACASA el que no vive.

No olvidemos que casi siempre se aprende más de las derrotas que de las victorias.Y, aunque el resultado final no sea el esperado, siempre obtendremos una experiencia realmente valiosa.


En resumen, siempre vale la pena correr riesgos e intentar realizar tus sueños, porque sólo quienes jamás lo intentan por miedo al francaso o al qué dirán convierten toda su vida en una experiencia frustrante.

La frase de Friedrich Nietzsche

miércoles, 20 de abril de 2011

| 0 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!




Sin música la vida sería un error.

La vida

sábado, 16 de abril de 2011

| 0 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
Ya perdoné errores casi imperdonables, intenté sustituir a personas insustituibles, y olvidar a personas inolvidables. Ya hice cosas por impulso, ya me decepcioné con personas que pensé que no me iban a decepcionar, y también he decepcionado a alguien.

Ya abracé para proteger, ya di risa cuando no podía, hice amigos eternos, ame y fui amado y también fui rechazado, fui amado y no amé.

Ya grité y salté de tanta felicidad, ya viví de amor e hice juramentos eternos, "me rompí la cara", ¡muchas veces!.

Ya lloré oyendo música y viendo fotos, ya llamé sólo para escuchar una voz, me apasioné por una sonrisa, ya pensé que fuera a morir de tanta pena y tuve miedo de perder a alguien especial (¡que acabé perdiendo!).

Y viví, ¡y aún vivo!.

No voy vagando por la vida y tú no deberías vagar. 

Lo bueno es ir a la lucha con determinación; abraza a la vida y vive con pasión. PERDER CON CLASE Y VENCER CON OSADIA.., porque el mundo pertenece a quien se atreve: ¡y la vida vale mucho como para ser insignificante!.

FUENTE: a veces llegan al correo electrónico algunas cosas "interesantes".